miércoles, 21 de abril de 2010

EL ABORTO

El término aborto procede del latín abortus, participio pasado de aborīrī (con el mismo significado que en español) y éste, a su vez, compuesto de ab- («de», «desde») + oriri («levantarse», «salir», «aparecer»). Su significado básico es la acción y efecto de abortar, es decir, el fracaso por interrupción o malogramiento de un proceso o actividad. Muy frecuentemente se aplica a la interrupción prematura del embarazo que produce la muerte del feto. Al ser un tema muy amplio hay varios artículos sobre aspectos concretos del tema:
Aborto inducido trata la interrupción del embarazo en forma intencionada.
Aborto espontáneo trata la interrupción del embarazo por causas naturales o, en todo caso, no intencionadas.
Tratamiento jurídico del aborto versa sobre los aspectos legales del aborto inducido. El término aborto procede del latín abortus, participio pasado de aborīrī (con el mismo significado que en español) y éste, a su vez, compuesto de ab- («de», «desde») + oriri («levantarse», «salir», «aparecer»). Su significado básico es la acción y efecto de abortar, es decir, el fracaso por interrupción o malogramiento de un proceso o actividad. Muy frecuentemente se aplica a la interrupción prematura del embarazo que produce la muerte del feto. Al ser un tema muy amplio hay varios artículos sobre aspectos concretos del tema:
Aborto inducido trata la interrupción del embarazo en forma intencionada.
Aborto espontáneo trata la interrupción del embarazo por causas naturales o, en todo caso, no intencionadas.
Tratamiento jurídico del aborto versa sobre los aspectos legales del aborto inducido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada